El arte de des-etiquetarnos

Written by gracieladiter on . Posted in Pensamientos

Llevo un tiempo sin escribir, no por ideas, sino por falta de tiempo y porque en ocasiones cuesta expresar y traducir todos los pensamientos en palabras. Pero no soy indiferente a todo lo que leo, veo, escucho…. sobre los recortes, el 15M.

Hace un año estaba bastante ilusionada con el nacimiento de este movimiento, donde por fin sentía que la gente se movía, se desperezaba de sus costumbrismos y empezaba a darse cuenta de que las cosas se pueden hacer de diferente manera y no de forma que siempre nos han acostumbrado. Me gustaba porque significaba expresar que no se estaba de acuerdo con ciertas cosas, maneras, formas, fines… Pero al final fue decayendo en un radicalismo donde la gente fue abandonando su movimiento y volviendo a lo que sabía hacer: Lo de siempre.

En esta sociedad que nos ha tocado vivir,  que o bien somos de derechas o de izquierdas,  pijos o perroflautas, la Razón o Público, Madrid o Barcelona…  Tengo la sensación de seguir sin saber donde estoy, ya que no me considero ni una cosa ni otra, sigo estando en el limbo de las costumbres (¿españolas?),  no queriendo estar ni en un sitio ni en otro, y no por dejar seguir las “tradiciones” de un movimiento u otro me considero menos española.

En resumidas cuentas, me gustaba el movimiento 15M porque casi pensé que había descubierto “mi” movimiento, que la gente despertaba para decir que existen caminos diferentes por los que ir, pero a mi juicio (y forma parte de mi opinión) se cometieron varios errores:

  • No formar un partido, con soluciones nuevas, ya que lo que no se ha probado no se puede decir que no funciona.
  • Tirar para la izquierda como este movimiento ha hecho, porque ahora si no eres “indignado” pareces de derechas y si lo apoyas eres el perroflauta “ni-ni” que destrozas y quemas contenedores (nos encanta etiquetarnos).
  • El método de asambleas no iba a durar para siempre, ya que nos guste o no, a la gente aparte de trabajar y reivindicar derechos, les gusta estar con sus amigos, leyendo libros, pasear al perro, en fin, esas horas que a lo mejor uno no tiene y saca para disfrutar, le cuesta echarlo en estas cuestiones.

Soy mis opiniones y soy consciente de que la gente puede no estar de acuerdo. Pero bueno, después de todo, pienso que a lo mejor aún estamos a tiempo de cambiar y que por fin, pueda encontrar mi sitio. Seguiré apoyando este movimiento porque quizás, sea una romántica que espera, que gente como yo salga a la luz a reivindicar lo mismo que yo. Un lugar para aquellos que no nos sentimos identificados con nada de lo que hay ahora y una forma diferente de hacer las cosas: con productividad, con creatividad y con eficacia (y con sentido del humor por supuesto).

 Mientras tanto no me quedaré parada, continuo con mi empeño de pelear esta crisis a mi manera, trabajando, estudiando, leyendo y por supuesto, disfrutando tal y como os comenté en una entrada pasada http://gracieladiazdeteran.es/aprovecha-la-crisis-para-cambiar-de-vida/. 

 

Tags: ,

Trackback from your site.